Olivolea, más allá de la cosmética | Olivolea Pasar al contenido principal

Mis primeros recuerdos del aceite están ligados a la finca familiar, y a la imagen de mi padre llegando a casa con una muestra de las olivas cada tarde después de la primera cosecha.

Mi pasión por el aceite y sus propiedades me lleva a desarrollar posteriormente, tras la realización de mi especialidad en Dermofarmacia, la primera fórmula magistral de Olivolea.

Olivolea es una fórmula cosmética con extractos naturales de origen vegetal especialmente pensada para proteger y cuidar las pieles más delicadas. Con un aceite sublime he desarrollado una cosmética efectiva y de excelentes propiedades sensoriales. Por la calidad de los activos utilizados se ha vencido la barrera de la oxidación –principal problema de los aceites esenciales– y hemos creado un cosmético de notables propiedades para la piel.

Las fórmulas de Olivolea contienen olivoleína, rica en ácidos grasos esenciales, que ayuda a restaurar el equilibrio natural de la piel, recupera la elasticidad y proporciona el aspecto saludable y sedoso de una piel sana y cuidada.

Comprometida y exigente, me motiva el trabajo bien hecho y con rigor, y por ello intento que Olivolea sea un gran proyecto desde la selección de los principios naturales y su formulación, hasta la producción y presentación de los productos. En este sentido, la calidad viene avalada por los diferentes test y estudios clínicos realizados, y siempre cuidando que sea una cosmética de excelentes propiedades sensoriales.

Olivolea supone un fuerte compromiso emocional y personal, y es por ello un proyecto más allá de la cosmética. La visión y los valores adquiridos durante mi vida fundamentan su evolución y su espíritu empresarial. Las características de los productos son fiel reflejo de ello y transmitir todo esto es fundamental para mí.

Imagen de mujer para la marca Olivolea

Por qué Olivolea

La piel es la primera barrera frente a cualquier agresión externa que proporciona la protección necesaria frente a los contaminantes ambientales y la radiación UV. La cosmética natural es un regalo para nuestra piel, existe una mayor penetración de los activos cuanto más parecidos sean al manto hidrolipídico, y por ello nuestras fórmulas integran sustancias naturales lo más parecidas posibles a nuestra piel para obtener mejor resultado y ser verdaderamente eficaces. La sinergia de los principales activos de Olivolea hace de nuestras cremas un aliado excepcional para cada tipo de piel y además se adapta a sus necesidades específicas. 

Las emulsiones de Olivolea tienen como componente esencial la olivoleína, rica en ácidos grasos esenciales, que restauran el equilibrio natural de la piel y ayudan a combatir su envejecimiento prematuro. A la olivoleína se unen componentes de origen natural y vegetal cuidadosamente seleccionados y tratados. 

Prevenir las estrías, proteger la piel del pezón en la lactancia, cuidar la delicada piel del recién nacido, Olivolea está indicada para esas etapas de la vida en las que la piel se muestra especialmente sensible y vulnerable y reclama una especial atención y cuidados.

Olivolea, un tratamiento de hidratación y nutrición enriquecida con antioxidantes omega 3 y vitamina E que asegura una piel más de un 28% hidratada después de 4 horas. 

Su efecto, la jugosidad de las pieles más delicadas y sensibles, la renovación y el despertar de las defensas naturales de la piel.

Descubre los productos Olivolea

Ver productos

Reciente en el Blog

Auténtica, simple, natural y respetuosa con el cuerpo y la mente, así es uno de los componentes principales de la cosmética Olivolea, la Olivoleína, la esencia de nuestro aceite de oliva.

La reducción del estrés y de la ansiedad, el aumento de la creatividad y  estar activo físicamente,  son algunos de los efectos favorables de dejar descansar a nuestra mente. Todos los días debemos encontrar un momento para reconfortarnos, para desconectar por completo de las responsabilidades. Toda persona tiene derecho al descanso y al disfrute del tiempo libre.

Si queremos proteger nuestra salud, debemos corregir nuestros hábitos de vida y nuestros hábitos alimentarios. Una manera de hacerlo es aumentar el consumo de los llamados “Superalimentos“, que contribuyen a mejorar la calidad de vida y ayudan al organismo a defenderse de enfermedades pero lo más importante es que estos alimentos formen parte  de una dieta variada, equilibrada y saludable.